Hola.

Bienvenidos a Darzuka.

Somos Jeff, Beti, Adrián, y Kevin.

LO QUE NADIE TE CUENTA SOBRE EL LIBRE ALBEDRÍO

Hay planteamientos que dicen que todas las decisiones ya están tomadas, en el sentido de que si yo tengo hambre y no tengo un trabajo a través del cual pueda generar recursos para comer entonces voy a tener que robar porque estoy en una célula social pobre, por lo que, el libre albedrío no existiría, porque estarías condicionado a robar por cuestiones externas. Es un planteamiento hermoso, pero el planteamiento que hoy os voy a presentar es que cuando no hay algo que te impida realizar la acción, cuando no hay ningún freno real que te impida moverte hacia una dirección, entonces lo único que queda es tu voluntad, porque es lo que tú quieres, es tu fuerza interna… Ahora, ¿qué es la voluntad? La voluntad es esa fuerza, esa energía interna que todos llevamos dentro y que nos mueve, que nos tira, que nos demanda; a veces esa voluntad cede, otras, pasa a segundo término, y es precisamente cuando esa voluntad pasa a segundo término cuando te dices a ti mismo lo siguiente: “¿sabes qué? Ya no puedo hacerlo”. Por eso es muy importante saber el porqué. Encuentra un porqué. Friedrich Nietzsche decía: “Quien encuentra un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo”. ¿Por qué? Por tu familia, por tus amigos, por El Universo, no sé, por quien tú quieras, pero no lo hagas por ellos. De todas formas, nunca lo haces por ellos. Lo haces por ti. Siempre lo haces por ti. Ese es el engaño de la mente. Cuando dices: “lo hago por ellos” te estás mintiendo, en realidad lo estás haciendo por ti. Es la manera en que tu mente se mueve. Necesita motivación, metas, objetivos. Por eso la gente que empieza dietas empieza con muy buena voluntad, pero después, la voluntad cede y necesitas algo que te tire. Y es ahí donde entra la parte de empezar a controlar nuestros enfoques. Pero, regresando al libre albedrío, y para concluir, déjame decirte lo siguiente: hay una voluntad universal que tiene todo elegido, pero también está nuestra propia voluntad, una voluntad que nos permite elegir dentro de esa voluntad universal, y al momento que entran en armonía, al momento que se cogen de la mano, cuando consiguen formar una mancuerna, entonces se da lo que se tenga que dar, y te tocará lo que te tenga que tocar. Lo que te toque siempre será perfecto para tu estado evolutivo de consciencia. 

 

Quien encuentra un porqué para vivir, encontrará casi siempre el cómo
— Friedrich Nietzsche

GUÍA (PASO A PASO) PARA SER UNA PERSONA DEL MONTÓN

DISFUNCIONAL