Hola.

Bienvenidos a Darzuka.

Somos Jeff, Beti, Adrián, y Kevin.

Tony Wall le cuenta algo sin importancia a su amigo Denis

— Escucha Denis, no me gusta decírtelo así. Pero si no lo piensas bien acabarás como la mayoría.

— ¿Qué quieres decir?

— Bueno, tendrás un trabajo como lavaplatos o vendedor o algo así. Tu jefe, ese decir, el jefe de la sección de cocina, intentará joderte por cada insignificante error que cometas y luego te acusará constantemente con el jefe de área (aún no el jefe-jefe). Te joderá todo lo que hagan y digan. Cada minuto ahí te irritará hasta la muerte. Pensarás que eres más inteligente que ellos, pero te tendrás que morderte (y tragarte) la lengua.

Luego, al volver a casa, te pondrás a ver una película o algo parecido. La cosa es que te sentirás atrapado y querrás suicidarte. Tu novia, es decir, una tía que no te gusta pero que sales con ella porque sino no tendrías cómo pagarte el piso, no dejará de decirte chorradas como: “cariño, no tenemos dinero”. Y su padre será un alcohólico. A lo que responderás con un amable: “cariño, voy a salir a caminar un rato”. Entonces cerrarás la puerta y te largarás al bar más cercano. Bajarás las escaleras tratando de no hacer mucho ruido para que la casera no te pille y te irás a beber al bar más cercano tratando de pensar en alguna estrategia que te permita salir de esa mierda. Intentarás pensar en tus padres, pero ya no te hablas con ellos. Decidieron dejarte de hablar porque te largaste de casa. Así que te encuentras ahí. Sólo. Pensando acerca del suicidio pero antes de que la locura se haya apoderado de ti por completo te dices a ti mismo: un día más. Tan sólo un día más.

Entonces te acabarás el vaso de un trago, pagarás al camarero y saldrás a caminar a la calle.

Al día siguiente nada habrá cambiado. Todo seguirá igual durante cuarenta años más. Durante todo ese tiempo probablemente hayas conseguido ascender a jefe de la sección de cocina (aún no el jefe-jefe) y habrás tenido un hijo con esa tía que no te gustaba pero que ahora ya no sabes cómo librarte de ella. Entonces tu hijo crecerá traumatizado porque tanto tú como tu esposa os habéis dedicado a discutir todos los días (destrozando por completo la estabilidad emocional del chaval que, a propósito, ha fracasado terriblemente en el mundo académico). Para entonces habrás dejado de pensar en cómo escapar y habrás cedido. Probablemente te hayas convertido en una de esos que esperan los festivos y esas cosas. Serás impotente y estarás completamente desmasculinizado (y deshumanizado), lo que curiosamente hará contraste con tu esposa que, al pasar el tiempo, habrá dejado el shopping y usará el cabello recortado al estilo casi militar, caminará como hombre y tendrá más agallas que tú.

Ahora, y si tienes suerte, tu hijo sabrá aprovechar la basura emocional que habéis depositado en él para convertirse en artista o algo así y si tiene muchísima suerte conseguirá convertirse en un Gran artista. Pero como tú y tu esposa le habéis amargado la vida os odiará a muerte por lo que si en algún momento en el bar barajaste la idea de que tu hijo te podría mantener y por fin, por fin, podrías descansar tranquilo, te verás obligado a planificar otra estrategia la cual muy probablemente sea seguir trabajando. Y trabajarás, trabajarás hasta que la fuerza un día te abandone (así como tu dignidad, que probablemente la hayas ahogado en cerveza hace mucho tiempo). Entonces un día te despertarás y estarás aplastado en la cama de tu mugriento apartamento, te preguntarás ¿qué pasó? e inmediatamente después morirás.

A eso me refería cuando decía: “la vida te va a pillar”. Pero escucha, no te sientas mal, la mayoría acaba así.

— ¿Y cuál es la otra opción? — dijo Denis.

Tony sonrió.


Sígueme en YouTube:

  • Destruyelamediocridad (motivación, poemas, cortometrajes, infotainmentcovers; todo enfocado al desarrollo personal, desde el físico hasta el espíritu).
  • Darzuka (relaciones, seducción, dinámicas sociales, filosofía, recomendaciones de películas, resúmenes de libros, nutrición, fitness; todo enfocado al desarrollo personal).

Sígueme en Facebook:

Sígueme en Instagram:


Tony Wall es una contradicción andante

Cáncer