Hola.

Bienvenidos a Darzuka.

Somos Jeff, Beti, Adrián, y Kevin.

Tony Wall y Chris tienen una brevísima conversación

Chris. — ¿Recuerdas esa hermosa melodía?, ¿la de la película Cadena Perpetua?

Tony. — Por supuesto, la de las italianas, ¿no?

Chris. — Sí, Sí. Esa misma.

Tony. — Me encanta esa opera. Pero, ¿sabes qué me gustó más?

Chris. — ¿Qué?

Tony. — La frase que acompaña esa escena. Esa frase me enamoró. Fue como si alguien me hubiese robado las palabras de la boca, ¿te acuerdas?… Déjame buscarla… mmm (teclea) ¡aquí está!: «No tengo ni la más remota idea de qué coño cantaban aquellas dos italianas y lo cierto es que no quiero saberlo, las cosas buenas no hace falta entenderlas. Supongo que cantaban sobre algo tan hermoso que no podía expresarse con palabras y que precisamente por eso te hacía palpitar el corazón. Os aseguro que esas voces te elevaban más alto y más lejos de lo que nadie viviendo en un lugar tan gris pudiera soñar. Fue como si un hermoso pájaro hubiera entrado en nuestra monótona jaula y hubiese disuelto aquellos muros, y por unos breves instantes, hasta el último hombre de Shawshank se sintió libre.» ¡Hermosa! ¡Sencillamente, hermosa!

Chris. — Sin duda lo es. Pero, ¿quién demonios quiere ser libre? Ja, ja, ja.

Tony. — Ja, ja, ja… ¿No hay tiempo para eso, ¿no?

Chris. — Ja, ja, ja. No.… hay que comer, ya sabes.

Tony. — Ya. Hace un tiempo lo comprendí. Si lo piensas, Schopenhauer heredó una gran fortuna, el Buda se puso a meditar bajo un árbol, y el Bodhidharma se enclaustró en una cueva. Supongo que la realización espiritual es un lujo. O te lo pagas heredando una fortuna, o te lo pagas yendo en la dirección contraria: la austeridad absoluta.

Chris. — … Supongo que filosofar es un lujo. Recuerdo que un maestro, ahora mismo no recuerdo quién, dijo algo como: «los pobres no pueden alcanzar la realización espiritual.»

Tony. — Ja. Ya… a menos que, claro, decidas ser un mendigo voluntariamente para poder realizarte espiritualmente. Pero cuántos están dispuestos a hacer eso.

Chris. — Es difícil si no hay dinero para comer; tienes que mantenerte a flote económicamente de alguna forma.

Tony. — Cierto. De todas formas, si tu única preocupación es cómo llegar a fin de mes entonces vivarás atrapado en el escalón más bajo de la pirámide de Maslow. O en la “visión del mundo” o v-meme de color beige de la teoría de la Dinámica espiral. O por debajo del nivel del coraje en la Escala de Conciencia del Dr. David R. Hawkins. Eso es muy triste, aunque intento no juzgar.

Chris. — ¿Y qué solución plantearías para la gente atrapada en esa deprimente “visión del mundo”?

Tony. — Si te soy sincero, no lo sé. Quizás lo más adecuado sea que trabajen en su nivel de conciencia, pero, para una persona cuya percepción del mundo está arraigada en el constructo mental que le proporciona el ego, es extremadamente complicado hacerles ver el valor que puede proporcionar a sus vidas una disciplina del tipo «recogimiento mental» o «búsqueda de la sabiduría». Quizás lo más sencillo sea un cambio de conducta. Creo que si desarrollan una conducta ética y moral basada en valores humanos universales entonces podrían empezar a mejorarse a sí mismos y, por lo tanto, al mundo.

Chris. — Interesante. Pásame el porro.


¿Quieres saber qué lee Kevin?

Haz clic AQUÍ


Sígueme en YouTube

Sígueme en Facebook

Sígueme en Instagram

O no me sigas. Me da igual.

La Mina o (Hay leyes que no son las leyes de la lógica) Cap. 1

Tristram Blanc y su estúpido discurso sobre la felicidad